1 respuesta

  1. Anonimo dice:

    Felicidades Daniel, estaré emocionalmente contigo. Sólo me gustaría decir que… El matrimonio no es la meta, es el inicio de una nueva vida. Su duración depende de saber crecer junto con la pareja. La felicidad nacerá de aprender a aceptar que el otro puede cambiar algunas cosas, pero que otras cosas nunca cambiarán y especialmente, nacerá de aprender a reconocer la diferencia. La pasión irá dejando paso a la necesaria comprensión de cómplices y compañeros…Claro, sólo en caso que quieran durar más de lo que duran las parejas modernas…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.